Asar

Asar un alimento es cocerlo en un ambiente seco y caliente, se asan carnes, pescados, verduras, frutas. Las carnes (vaca, cerdo, cordero) y aves, según su composición y tamaño se las albarda, o se las mecha con grasa, patés o aromáticas.

Los asados pueden hacerse en horno a una temperatura entre 180 y 200 º, en parrilla o al aire libre en barbacoa.

En horno se hacen principalmente piezas grandes, enteras, sobre rejilla o a la broche para permitir la circulación del aire caliente para que este caramelice la superficie de la carne, impidiendo que se pierdan los jugos. La parte grasa se pone para arriba de forma que al irse asando, esta grasa se derrita y riegue toda la pieza.

Para piezas pequeñas y tiernas es apropiada la parrilla, plancha y barbacoa, en estos casos el calor (carbón, gas, electricidad) está muy próximo al alimento y hay que conseguir que el interior se haga antes de que se queme el exterior.