Básicos para hacer un bizcocho

Un bizcocho es una preparación base de repostería, está compuesta habitualmente de huevos, azúcar y harina y se enriquece con mantequilla, aceite, nata, aromas naturales, frutos secos, etc. Se cuece en horno aunque también se puede hacer al vapor y en recipientes especiales a fuego directo. Los bizcochos varían en función de ingredientes, formas de los moldes y tiempos de cocción.

Como ejemplo os doy la receta del bizcocho genovés

Ingredientes:

  • 4 HUEVOS
  • 125 G. DE AZÚCAR
  • 120 G. DE HARINA
  • MEDIA CUCHARADITA DE LEVADURA QUÍMICA
  • PIZCA DE VAINILLA
  • 20 G. DE MANTEQUILLA

Elaboración:

1- Precalentar el horno a 180 grados. Batir los huevos con el azúcar hasta que la mezcla blanquee, llamado también punto de relieve.

2- Tamizar la harina con la levadura y la vainilla e ir añadiendo poco a poco a la mezcla de huevos, mezclar con suavidad, añadir la mantequilla derretida y fría.

3- Preparar un molde pintándolo de mantequilla y espolvoreándolo de harina. Rellenar con la mezcla y hornear de 25 a 30 minutos.

4- Comprobar si está cocido introduciendo en el bizcocho una brocheta metálica. Si la brocheta sale seca el bizcocho está hecho.

5- Desmoldar cuando esté templado y dejar enfriar antes de cortarlo.

CONSEJOS PARA LA ELABORACIÓN DE CUALQUIER BIZCOCHO:

1- Los ingredientes han de estar a temperatura ambiente varias horas antes de elaborar el bizcocho.

2- Los huevos han de ser grandes y la harina, la que en España se denomina floja.

3- El horno precalentado, la temperatura ideal de horneado es de 175 a 190 grados y no se debe abrir el horno mientras se está cociendo.

4- Los huevos se baten con el azúcar hasta blanquearlos y alcanzar el punto de relieve, esto es cuando la preparación se aclara, se densifica, coge volumen y no se nota el grano del azúcar.

5- En los bizcochos se utiliza levadura química, es un polvillo de color blanco que lleva sales alcalinas y ácidas que generan gas carbónico durante la cocción dando volumen a las masas.

6- La harina se añade junto con la levadura pasada por un tamiz o colador, esto se hace para evitar grumos al mezclarla con los huevos, airearla para que proporcione volumen al bizcocho.

7- La mezcla de bizcocho se hornea en moldes preparados para que no se pegue la preparación, esto se hace pintándolo con mantequilla y espolvoreándolo de harina o bien forrándolo con papel antiadherente.

8- Una vez horneado se comprueba el punto de cocción introduciendo una brocheta metálica, si sale seca el bizcocho está hecho, si sale con restos de masa debemos dejar el bizcocho de cinco a diez minutos más sin subir la temperatura. Dejar atemperar antes de desmoldarlo, si el bizcocho es para hacer tartas se corta cuando esté frio.