Forrar un molde

Forrar un molde o prepararlo para que el contenido no se pegue es de máxima importancia para que llegue a buen término la preparación; puede hacerse de dos formas, la mas rápida y sencilla es pintar la superficie del molde con mantequilla fundida y espolvorear de harína , despues lo resrvais en el congelador.

Otra manera es forrar un molde utilizamos principalmente papel encerado, se llama también papel de hornear. En el papel de hornear se dibuja y se corta la silueta de la base del molde y una tira para las paredes. En la tira de la pared se hacen unos cortes a lo largo en uno de sus lados

Se untar ligeramente con mantequilla el interior del molde para que se pegue el papel y no se mueva. Disponer la tira que hemos recortado para el borde primero, con el extremo cortado hacia abajo, los cortes harán que ajuste en la base del molde.

Finalizamos cubriendo con el círculo de papel la base, que quedara pegado con la mantequilla y no se moverá, rellenar con la masa preparada y hornear. Las masas que necesiten estar en el horno durante mucho tiempo necesitan doble papel.