Fresas

La fresa (fragaria vesca) es un fruto delicado y bello, de un rojo tentador y sabor dulce prolongado. Es emblema de bondad y fácilmente gusta a todo el mundo.

Su origen la sitúan en los bosques de Europa, el hombre las consume desde hace milenios, los escritores clásicos (antiguos críticos gastronómicos) las citan en sus obras realzando sus virtudes; como medicina planta y fruto se la comienza a considerar a partir del siglo XIII.

Se encuentran tres tipos de fresas: fresa del bosque, fresa cultivada y fresón. La fresa del bosque o fresilla es una fresa muy pequeña con mucho aroma, muy dulce y blanda. La fresa cultivada, cada vez más difícil de encontrar, es una fresa pequeña muy aromática buena textura y dulce, a este tipo de fresa corresponde la variedad “Mara des Bois” de la finca Monjarama en Madrid. El fresón es una fresa grande, el aroma y el sabor no son tan intensos ni tan amplios como en la fresa, se encuentran en el mercado durante todo el año pero su época natural es de abril a julio según las zonas.

Al comprarlas hay que tener en cuenta que estén intactas sin trazas de humedad ni golpes pues se estropean con facilidad, es una fruta muy delicada, sin protección exterior  y debe consumirse en dos o tres días desde su recogida, pueden guardarse en el frigorífico o una despensa fresca, tapadas para que no perfumen el resto de los alimentos.

La fresa ha de tomarse madura y preferiblemente de cultivo ecológico, sus cualidades nutritivas entonces son extraordinarias, tiene una importante cantidad de vitamina C, también tiene vitamina A, B1 y B2, es rica en minerales, potasio y calcio, también contiene hierro magnesio y fósforo, se la considera una “aspirina natural” porque un kilo de fresas contiene un miligramo de ácido acetil salicílico. Aporta muy pocas calorías y es apropiada para depurarse y tonificarse en primavera.

Si la fresa es ecológica es preferible no lavarla, en caso necesario se pone en un colador y se pasa por el grifo. Las fresas se consumen al natural, con nata, zumos, vinagre, helado, tartas, jugos y todas aquellas maneras que el cocinero pueda imaginar.

Para conocer y visitar un fresal, Hugo Vela en su finca Monjarama en San Sebastián de los Reyes en Madrid organiza jornadas muy interesantes. La foto que vemos está tomada en esta finca.