Hornear en blanco

Hornear en blanco es hornear una masa (quebrada, azucarada, brisa, hojaldre) antes de añadir el relleno, esto evita que la base quede blanda y suba durante la cocción. El modo de hacerlo es el siguiente: una vez elaborada la masa ésta se extiende sobre una superficie enharinada, se estira con ayuda de un rodillo uniformemente y se coloca con el rodillo sobre el molde

Se ajustan los bordes y paredes con una pequeña porción de masa como vemos en la foto. Una vez ajustada se pasa el rodillo por el borde del molde presionando, después se refrigera mínimo quince minutos.

Se pincha la base de la masa con un tenedor para que durante la cocción se evapore el calor y se forra con papel parafinado o encerado (de hornear). Se añaden las cerámicas o en su lugar garbanzos, judías o arroz para que la tartaleta mantenga la forma mientras se hornea. Una vez horneada según el tiempo y la temperatura que indique la receta se retira el papel con el peso que hayamos utilizado y se hornea unos minutos más para que la base de la tarta se seque completamente.