Hornear

Hornear consiste en cocer en el horno alimentos como verduras, aves, carnes, pescados, panes, repostería. Suele hornearse sobre bandejas o en cazuelas especiales.

Los hornos han de estar precalentados a una temperatura, entre 180 y 220 grados (esto ha de indicarlo la receta que estemos haciendo), esta temperatura varía según el alimento que se quiere hornear. Los alimentos que se introducen en el horno han de estar a temperatura ambiente si la receta no sugiere lo contrario.

Los hornos deben limpiarse cada vez que lo utilicemos, antes de que se enfrien para evitar que la suciedad acabe formando parte de la estructura del horno.