Los embutidos su origen

Los embutidos son carnes sazonadas y condimentadas metidas o embutidas en tripas naturales, nacen de la necesidad de conservar la carne y de una técnica básica que en principio se limitó a sol , sal y más tarde humo.

Tradicionalmente las matanzas de los animales, en su mayoría cerdos, se hacían en invierno después de que los animales se hubieran cebado con los frutos del verano y el otoño. Suponía para las personas de determinadas zonas de España el aporte proteico principal dentro de la dieta.

Las matanzas estaban totalmente integradas en el ritmo y ambiente rural español y además de procurar despensa para el año, se convertía en un acto social donde participaba toda la familia y parte del vecindario, el ambiente que se generaba era de trabajo y festivo y se hacia con gran conocimiento y respeto de lo que el sacrificio de esos animales nos proporcionaba.

Por supuesto había recetas para la elaboración de los embutidos, pero el modo de hacerse pasaba de generación a generación por simple vivencia del proceso año a año. Las carnes se selecionaban para hacer chorizos, salchichón o morcón, se condimentaban o adobaban y después de un corto reposo se embutian, se colgaban en techos de despensas y se cuidaba hasta que se curaban, una vez curados se reservaban en grandes barreñas de barro donde se mantenían hasta su consumo.

El resultado de estos embutidos eran sabores profundos, verdaderos y unos aromas inolvidables, además cada matanza tenía una historia que se vivia y se contaba.