Puerros

Los puerros son una verdura cercana a la cebolla y a los ajos, sin embargo no es verdura raíz sino tallo y hojas que se cierran entre sí. Es una verdura con referencias históricas, aparecen en jeroglíficos egipcios como ofrecimiento a los soldados, los médicos griegos recomendaban su consumo para curar la esterilidad  y se cuenta que Nerón los tomaba en caldo para aclarar la voz. El puerro vemos que goza de buenos antecedentes. Hoy por hoy seguimos consumiéndolos, y debido a las diferentes variedades disponemos de ellos todo el año. Del puerro se consume todo, incluso las raicillas si están frescas, las hojas exteriores se utilizan para caldos. La ración por persona es de 150 a 200 gramos.  Los puerros no deben ser muy grandes, la parte blanca ha de estar firme y las hojas bien apretadas entre sí, no deben amarillear. Deben conservarse en el frigorífico o en un lugar fresco, se conservan bien durante 10 días y si están cocidos han de estar en el frigorífico; el tiempo de conservación es de 24 horas aproximadamente. Los puerros tienen muy pocas calorías, son ricos en fibra y sales minerales también tiene vitaminas A y C que se hallan en la parte verde (esa que normalmente corta con destreza el frutero para posteriormente tirar a la basura) estas cualidades nutritivas están y se mantienen si la verdura está sanamente cultivada y se cocina adecuadamente.