Almíbares simples

Los almíbares son básicos en repostería para que ciertas elaboraciones salgan bien, os paso la receta de los mas sencillos. El almíbar se obtiene cuando se disuelve en agua una proporción determinada de azúcar, el azúcar puede ser demerara, moscabado o  blanco según vuestra elección y gusto, por acción del calor se convierte en jarabe. En ocasiones se le añade licor, aromas (vainilla, cacao, menta, etc) o jugos de frutas. La proporción de azúcar varía dependiendo de para lo que vayamos a utilizar y da lugar a los siguientes almíbares:

Para un almíbar espeso utilizaremos la misma cantidad de azúcar que de agua. Ejem. 250 gr. de azúcar y 250 ml. de agua. Se utiliza para confitar frutas principalmente.

Para un almíbar normal la cantidad de azúcar es la mitad que la de agua. Ejem. 125 gr. de azúcar y 250 ml de agua. Se utiliza para emborrachar bizcochos y pasteles entre otras cosas.

Para un almíbar ligero, utilizamos la cuarta parte de azúcar con respecto al agua. Ejem. 63 gr. de azúcar y 250 ml. de agua. Este almíbar lo utilizamos principalmente para ensaladas de frutas.

MODO DE PREPARAR EL ALMIBAR

Poner el azúcar y el agua fría en un cazo de fondo grueso, remover a fuego lento hasta que el azúcar se disuelva, cuando comience a hervir, cocer durante 4minutos aproximadamente, podemos cocerlo más si lo queremos mas denso o lo indica la receta.

Pincelar las paredes del cazo con agua para evitar la formación de cristales. cuando esté, lo retiramos del fuego y se reservar en un cuenco con agua fría para parar la cocción y atemperar.