Claras a punto de nieve

02081 Claras a punto de nieve

Una de las cosas que mas admiración causa a los niños y quizás también a los mayores es cuando las claras de huevo se convierten en una enorme nube sedosa. La forma de conseguirlo es fácil, utiliza huevos frescos, separa con cuidado la clara de la yema y sigue estos pasos.

1-Para preparar las claras a punto de nieve, necesitáis un recipiente amplio y muy limpio sin restos de grasa y unas varillas de batir o una batidora eléctrica con varillas (no trituradora).

2- Separar las claras de las yemas, es importante que no haya restos de yema en las claras que vamos a montar, ponerlas en el cuenco limpio y seco, comenzar a batir hasta que la clara crezca y coja estabilidad, si se hace con máquina, comenzar a velocidad baja para que la burbuja que forma sea pequeña. Primero coge textura de espuma, a medida que sigues batiendo se forman puntas blandas para pasar a puntas mas rígidas y punto de nieve.

3-  La preparación estará cuando pongas boca abajo el cuenco y las claras no caiga. Las claras a punto de nieve se utilizan en la preparación de merengues o en platos salados como soufflés y tartaletas.