Macedonia de frutas en almíbar

Esta macedonia es sencilla, su único secreto es que las frutas estén maduras y «sepan a fruta». A mí me gusta tomarla un día después de hacerla ya que las frutas han perdido su tiesura por el efecto del ácido del zumo y los sabores y perfumes se han unido.